dissabte, 12 de maig de 2007

De los Días de Sol a la Sombra del Más Allá

La razón de establecer la tan cacareada Conciliación Familiar, que ha invadido nuestros ambientes laborales, ¿será para rentabilizar de una vez el trabajo tedioso, o lo que pretenden es proteger la unidad de la familia?
Es cierto que las relaciones al uso han cambiado, el tradicional concepto de “unidad” de la patria, del matrimonio, o de la familia, hasta hace poco indisolubles, no tienen ya la misma cohesión, y a mi entender, la resistencia que oponen algunos sectores sociales conservadores no produce el resultado de restaurarlas. Aceptar ese cambio es un grado de libertad social.Quien vea solamente caos y pecado en el nuevo concepto de relaciones de pareja que se están estableciendo, es que es incapaz de constatar la pérdida de influencia de la Iglesia en nuestra sociedad, y el hecho comprobado de que se vive mejor buscando la felicidad, en la medida en que se pueda, aquí en la Tierra, que es como decir en la vida, y no guiados por la doctrina incuestionable de unos iluminados. ¿Quién se cree todavía el cuento de la vida eterna y el Más Allá?