dimecres, 13 de juny de 2007

La información televisada

Que en dos de los informativos privados españoles se ofrecen pasatiempos por noticias no es cosa nueva, de esa manera eleva sus índices el que tiene la mayor audiencia a nivel nacional. Esos índices son directamente proporcionales a la imaginación que le ponen en cada edición. Como hoy las cosas ya se han dicho antes de que se abra la boca, a sus fieles seguidores les llenan ese tiempo con un poco de doctrina ideológica, los consejos que procedan según venga la temporada y sobre todo sangre, mucha sangre, la procedencia es lo de menos. Si se trata de sangre de carretera la hacemos venir al pelo como si estuviésemos colaborando en la cruzada de la DGT sobre siniestralidad del tráfico, si es de género, (mejor sería decir doméstica, así serviría para denuncia lo que pasa en la intimidad de muchos, muchísimos hogares y nos daría una idea de hasta donde ha penetrado la frustración de nuestra sociedad), pues también lo colamos como si tratáramos una denuncia. Ahora las llaman causas y tienen una de ellas para cada mes. Como hay tantas no acabarán nunca.
Y ya puestos, a la gran industria cinematográfica americana le hago grandísimo favor anunciando a los fieles que este fin de semana su tiempo libre lo inviertan en alguna de las películas que la News Corporation, estrena en nuestros cines.
Lo mejor viene hacia el final, como acabar con esa fantasía animada de lo que sucedió ayer y que se narra hoy, primero entran con los deportes y se remata con el tiempo. Esos son nuestros telediarios.
Ramix

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Esas cosas solo las sabeis los que dedicais tiempo de vuestras vidas a ver la tv.

Quim

Anònim ha dit...

Yo sólo se que no se nada, y mucho menos hasta donde puede alcanzar el conocimiento de los demás. Presupongo siempre, siempre, que cualquiera sabe más que yo y confio en que cualquier inversión del tiempo personal se hace desde la libre opción personal de cada uno. Ni siquiera la opinión o el criterio de quien se declare seguidor a tiempo completo de la programación televisiva nos puede desmerecer lo más mínimo.
Ramix

Anònim ha dit...

Creo que no ha sido entendida mi escueta opinión, mil disculpas pido por ello. Debería haberme expresado con mas claridad.
No critíco alcance de conocimiento alguno, ni desmerezco al que desde su más intrinseca libertad opta por seguir cualquier programación tv. Dios me libre...!! Nada más lejos de mi intención.
Solo sé,que cualquier producto que pueda aparecer por esas pantallas, persigue un solo fin; "indices elevados de audiencia, si para elló hay que añadir cualesquiera de los ingredientes que se exponen (Muy acertadamente) en el articulo, pues adelante. Eso puede gustarnos o nó, pero para las personas que somos conscientes de esa "tragedia informativa" que supone para el pais, dificilmente la podremos evitar desde una critica veraz y acertada como la tuya en un medio como este. Muchos intelectuales comprometidos, han hecho esto antes, icluso con mas contundencia, y ahí lo tienes, "telebasura por un tubo", "No quieres tres tazas...Pues toma treinta!!
Bajo mi estricto criterio, solo hay una forma de combatir esto, no la prohibición, sinó la libre y consciente abstención. Ese es el único lenguaje al que se atienen esas y otras empresas mediáticas.
Por otro lado para estar bien informado, existen otros medios, que al margen de ofrecer una información mas freca y menos manipulada, no te atan forzosamente al sofá, sinó que te permiten hacer otras cosas. Me refiero naturalmente a la radio. Existen varias emisoras de muy buena reputación, y con una programación diaria francamente exquisita.
Personalmente hace mucho que no veo tv. (voluntariamente eh !) por ello deduzco que para escribir un articulo como el tuyo, hay que ver forzosamente esos programas en esas cadenas, y conociendo de antemano su estilo y contenido, convendras conmigo amigo Ramix, que es perder el tiempo, el de tu propia vida, pudiendolo emplear en ver-oir cosas más edificantes. Entendiendolo así, aquel que quiera dedicar la vida entera si es preciso, a ver "pasatiempos por noticias" pues allá el. Yo no.

Quim